SI, SIBARI

Andaba yo

picoteando por aquí y por allá,

y de pronto me encontré,

con alguien que no sabía quién era,

con alguien que,

no sé, quién es.

 

Requiebros de sabio moruno

escribía mientras hablaba

y dijo…

que trabaje otro,

que debo escribir,

poemas a una dama!


                                                  Y borda mientras escribe

cose y recose cada palabra,

                                                                          hasta que tiene un frase

                                                                                 y consigue una parrafada.

  

Ay… Sibari…

Ay Maestro!

Que mientras tejes y enlazas,

alguien te dijo un día

su Majestad, le llama.

 

Y de nuevo sonaron con eco,

aquellas palabras,

que oyó decían…

“Su Majestad le llama”

porque escribe usted con redoble,

con redoble de tierra hispana.

 

Gustóle al Borbón,

porque entiende que hablas,

de que si el hombre quiere,

no hay mejor tesoro que…

 

LA PALABRA!

Gracias Alma

                 Un encuentro casual 
                    un adiós fortuito
         un reencuentro que se convirtió
                en un adiós definitivo

                     Ella fue su guía
                   e iluminó mi libro
               y la esperanza con ella
              aprendió a comprender.

                                                  Alma Grazia se llamaba,
no la volví, a ver...
impotencia y desesperación.

Así la perdí!
Musa, llanto, protección, sacrificio,
esa fue su vida,
así es su olvido.

Hay que seguir las normas!

Norma, dime...
-Cuál fue la norma 
que no siguieron contigo?
Porque imagino que
en tu vida
había normas...

Así es me dijiste
la norma era que él me envistiera
y que ella "mi madre",
desde el silencio me dijera:
- No me cuentes milongas nena!

Horror de horrores
dolores de mi sufrimiento
cuántas veces quiero morir!
cuántas veces... muero.
Cuándo terminará éste sufrimiento?

Mi hermana, no!
monstruo de siete cabezas,
deja que viva en su Cielo.
Con una vida rota,
hay bastante cautiverio.
Por qué más víctimas?
si mi dolor vale por ciento!

Para qué.... más víctimas?

En la tierra ésta tragedia
es habitual
a nadie le sorprende,
éste sufrimiento.

Todos se rasgan las vestiduras
pero todos siguen observando,
permitiendo y delinquiendo.

Por no terminar con lo que de todos
es. de su conocimiento.
Hay que seguir las normas...

Qué normas?
Las de seguir violando, 
matando con la herramienta
del abuso con el sexo?



LA ACACIA DE LOS SENTIDOS

Miro al Cielo y cual Arco Iris 
surjo de la Tierra
carente del espejo H2O 
pero, hidalga cual palabra del Cid 
traspaso las puertas del Cielo. 

Me siento..., invitada para hacerlo, 
voy vestida para noble fiesta, 
púrpura, plata, esmeralda... madera. 

Nobleza me viste, 
me vestiste de ella. 

Vigoroso tornasol soy, 
porque un ser humano, me cubrió, 
con pigmentos de la Madre Gea, 
que tú, 
persona anónima, 
o no, pero a hurtadillas, 
tomas como indígena, 
                                                     para maquillar el símbolo del poder, 
                                                    que la energía de la Tierra ofrece. 
                                                   
                                                  Tú, 
                                                 la gran creación de El dedo de Dios


MIENTRAS DORMIAS...

                    Quizá dormías,
              quizá, la placidez era…
                  “como un sueño”,
quizá, te adentrabas con Hipno en Tánato,
víctima de una sacudida que Gea te ofreció.
                          No lo sé
                 fue todo muy irreal,
                      muy evidente,
                             creo…,
       incluso más de uno quiso leer,
               lo que nadie escribió… 

                                                             Hay quién pregunta,
fecha, en que nació el Sol a tu vida
fecha, de tu encuentro  con la Dama

Realmente nadie tiene claro
si llegaste a existir, cual Dulcinea.
Las generaciones cambian
en cuanto a los contenidos de la formación que reciben.

Quizá, aquel repetido
Ser o no ser, esa es la cuestión.
saliera de una garganta,
no, de una pluma y lo hemos imaginado todo.

Ay de mi!
Dijo Doña Inés,
víctima de los filtros de Don Juan.
Ay de ti... querida Ofelia,
víctima del mítico Hamlet
ambas embrujadas por Afrodita, en boca ajena.

Mi adorado sauce,
en eterno matrimonio con la bella Ofelia…
olvidaste la debilidad de tus ramas?.
Te imagino desmayado de dolor,
sin fuerza para sostener tus hojas, mientras lloraban
ante la irreparable imagen de una entrega de Vida
de la que no fuiste culpable.

Ella aunque desesperada, sabía de tu debilidad.
Mi querida Ofelia, mientras dormía,
se convirtió en la eterna Bella Durmiente del lago.

No puedo comprender
cómo, él,
con su elegante languidez y sensual tristeza
dejó a Tánato acercarse, tanto, que te robó,
aunque puedo comprender, que no se resistiera a tu belleza

Quizá…, Nix
tan entretenida, admirando sus campos de amapolas,
olvidó  que Delta era el lugar correcto para descansar, de una angustia,
pero, debió regresarte dulcemente a Beta.

Querido sauce que entretenías tu mirar en fresco y cristalino lecho,
no supiste ver….

Y DIJO DON CAMILO...

Se dice que... para algo conseguir... Hay que decretar!

Y dijo Don Camilo:   Yo pagaría el dinero del Nobel por tener el Nobel
 
 Y entre su hola y su adiós a la vida, esto sucedió.

*******
Soy Iria Flavia
Aquella a la que exhalaste, dicen….
en tu último aliento

Soy Iria y no comprendo.

Aguarde como novia en celo
tu finis terre
esperando tu regreso a mí.

Fuiste como las Rías,
agua que se va y regresa, con su tiempo…, sin prisa…,
que da sed y de beber,
como la emoción cuando nos hace reír
o nos hace llorar…

Vago eco de voz de niño al Sol
en esa plaza que hoy es tuya
qué poco recuerdo me queda… ¡de aquellas lluvias!…

Y sigo sin comprender…

Por ser tu amor oculto, el más oculto de todos
me premiaste con vacíos y desencuentros,
me abandonaste para conquistar…
el corazón, de otras,
con más poder.

Me llevaste allá en dónde la imaginación cree tener…,
un…,
diría... altillo.
Un altillo, donde guardar
el aroma del salobre de nuestras Rías,
el bouquet de nuestros caldos, ribeiros o alvaros.

El sabor de los suculentos frutos de mar.
La visión de nuestros verdes prados
las bravas montañas,
las vacas pastar o la imagen de los hórreos
que los manjares de la tierra albergaran.

Gustaste embriagarte
de ese olor castizo en el barrio de los gatos.
Otros… luegos, llegó,
la “calma”
en donde definitivamente te enmusaste…

Qué buscabas, qué obtuviste,
que cogías, qué soltabas?

Ya ves,
todo es cuestión de no perder ningún tren
incluso,
conseguiste no pagar,
por tener tu Nobel,
Noble Señor

Sin embargo,
hubo quien quiso de tu agua saciar
y no tuvo gota…

Paradojas de la vida!!
Contradicciones de la Q!!

Soledades, silencios y desencuentros,
llenos de lujuria y obscenidad,
escondidos quedaron por siempre en tu tálamo,
en las hojas de tus libros,
y al paso, del mío.

Noble Nobel, que de letras supiste,
que tu abecedario heredé,
el que  casi no supe… cómo leer.

Y es que… no podía comprender…,
que regalaras tu pluma.

Por fortuna, los regalos,
se pueden devolver.

De nuevo en casa!
Ahora sí, ahora sí…

Viva Iria Flavia!

TIERRA Y FUEGO

                        Suenan…
                             Sí.
Son las notas de una guitarra española.
                Recuerdo mi viaje,
  aquel viaje, en el tren del Al-Ándalus

                        Soñar…!!
        Soñaba que era un gitano.

                        Calzaba,
botines de charol negro,
brillaban…,
como los dorados clarines que anuncian
el primer tercio de la corrida.

Mi compañera de baile en la arena…?
La soledad!

Bailaba en el centro de la plaza
y cada golpe de tacón
era como el corte que infringe la pata del astado sobre la arena,
antes de que el acero haya iniciado su sacrificio
y las luces del traje, le ciegan,
por el espejo del Sol
anunciando la embestida.

Mientras el aire 
en abanico de arena,
escupe.
Tierra y fuego.

Soñaba…
solo.
pero soñaba.

Tú, mientras…,
pintabas, el horizonte
en un abanico de color.

COLORIDO - (Elsa Tebere)


              Voy a pintar mi casa
                  la de los sueños!
Aquellos inconclusos y recurrentes
       la del tibio suspiro estrellas
la de esos abrazos incandescentes.

    Voy a guardar,
la llave de aquel olvido,
aquel olvido que me vistió de lágrimas...
una mañana.
Pondré colores tiernos a mis latidos,
y cubriré de rosas... mi blanca cama.

Voy... a pintar... 

la muralla de lo imposible!
con la mágica gama de mis deseos,
haré que ella se cubra de lo invisible
para así, traspasarla en este Enero.

Traeré azucenas rojas, para mi mesa blanca,

blanca..., 
por la alborada que se aproxima,
y colgaré en la puerta de mi morada,
el penetrante aroma de las glicinas.

El fucsia será dueño de mis altares,

en donde Dios sirve, con alegría para mi boca,
todos esos manjares que 
en un regio regalo me da la vida

Y si de algo acaso, yo me olvidare...

celestes nomeolvides
en las paredes,
cubrirán... las nostalgias, y los pesares.

Invitaré feliz a mi blanca mesa,

a todos esos niños desposeídos,
para que pongan canto a sus tristezas,
y tomen de mi alma, 
su colorido!

Todos estos deseos 

los pongo en manos 
del majestuoso Creador del Universo,
del que sin su auxilio, 
mi canto seria vano,
y no habría matices 
para mis versos

MUSA

Mi musa llego cuando vi la vinculación de la mirada entre el artista y su obra, ello me condujo a escribir es poema dedicado a la Musa del escultor José Ángeles, y a todas las musas.

             Heme aquí reina mora,
           que montada en un elíseo
     recorres las esquinas de mi alma,
                 enhebrando la idea,
       que dará forma a mi creación
                 Aquí estoy querida
                     por fin llegaste,
                sentí, un atisbo de ti,
         y clavo mis ojos en tu regazo
para que sientas cuanto, te necesito.

         Aquí contigo, juntos!
                                      con este insaciable deseo de disfrutarte.
                                                Dispuesto a dejarme seducir
por tu embriagadora e insultante provocación.

Cuando no estás,
te busco entre los entresijos de mis entretelas,
de mi casa
de mi balcón
de  mi habitación
de mi alma
de mi alma...

Devastador sentimiento de soledad
de insaciable búsqueda.
El vacío, me embarga.
La soledad me abandona.
Y el eco de la nada ocupa mi mente,
mi alma, mis emociones.

Solo estoy,
en ese momento de arrebatadora desesperación
de ansia de encontrarte,
cuando todos mis vacíos afloran
sintiéndome, un nadie,
apareces…  

Apareces como Luz Mariana a mi boca,
a mis ojos,
a mis oídos,
a mis manos
y permites que te esculpa
siempre con el miedo a tu abandono.
A que desaparezcas de mis sentires.
A que no pueda retenerte

Esos son,
los tiempos del éxtasis, de mi creación,
cuando tu y yo,
somos uno.

Te compraría!,
como a una esclava oriental,
para que no me abandones cuando más te necesito,
para que no intuya tu adiós mientras te disfruto,
para que ese obsesivo  reloj de arena que golpea mi alma
deje de chivarme al oído que necesitarte,
es como visualizar la ensoñación del oasis en el desierto.

Para…
para que no me dejes, nunca!
porque,
cuanto más cerca de mi piel te siento,
desapareces.!
Regresa…!

En ocasiones,
te siento entre mis sueños,
en los rincones de mi conciencia,
de mi habitación,
de mi casa, de mi vida.

Espero tu llegada,
aquí o allá,
yo qué sé!

Tenerte
en mis sueños, en mis manos,
en mi pasado, en mi presente…
en mi futuro.

Mía,
solo, para mi, te quiero.

Y de repente aquí estamos,
a unos centímetros,
solos, tu y yo,
contándonos
nuestros secretos,
susurrándonos misterios.
Re descubriéndonos!.

Eres única!
sensible, chivata,
extraordinaria.

Ya ves!
me haces sentir amado.
Idolatrado, envidiado,
admirado, majestuoso...!

Tenerte..., 
es alcanzar el todo espiritual.

Querida…
eres,
el tesoro más codiciado de mi obra.

Musa de mi vida.
Musa eterna.
Mi musa...

Aquí, tan cerca…